Gilberth y las tortugas
4.9 (98.82%) 17 votes

Tenía muchas ganas de llegar a Costa Rica, muchos de mis amigos habían venido de vacaciones y me lo habían recomendado. Antes de llegar ya tenía la ruta clara, me habían hablado de casi todas los sitios dónde viajaría y aunque me podía hacer una idea gracias a sus descripciones, por el momento, está superando las expectativas que me había formado.

Entramos por la costa caribeña, la vegetación es bestial, enormes árboles rodean las carreteras, recorremos preciosos parques naturales pegados a la playa, son largas caminatas en las cuales Julio y yo disfrutamos de tendidas conversaciones. Las caminatas se vuelven exigentes en el volcán del Arenal, ya en el centro del país, fue una dura ascensión pero la recompensa bañándonos en el cráter bien merece la pena. Además de una naturaleza bestial este país también tiene lugares dónde encontrar una buena fiesta, Puerto Viejo nos regaló una noche de sábado memorable. Pero lo mejor que tiene Costa Rica es su gente, los ticos son encantadores, tienen un trato amable sublime que hace sentirte cómo en casa. Son gente culta con quien poder tener buenas conversaciones, con Gilberth pasamos buenos ratos charlando a los pies de la playa de lo que él llama su paraíso.

Volcán Arenal y Cerro Chato

Fuimos a la costa pacífica en busca de las tortugas, fue allí dónde conocimos a Gilberth. Nos habían dicho que era quien mejor nos podía explicar el mundo de la tortugas en Costa Rica y nos fuimos a verle a un recóndito pueblo en la costa llamado Ostional. Gilbert regenta junto a su esposa María un pequeño albergue, con tres habitaciones disponibles, a pie de playa. Es un tipo que emana felicidad, un hombre dicharachero al que le encanta hablar de su país, de su vida, y sobretodo de la tortugas. Nació en un pequeño pueblo cerca de la capital pero pronto supo que aquel no era su sitio, quería buscar su paraíso y recorrió distintos lugares del país, trabajó de obrero, cajero, y hasta jugó en la primera división de fútbol costarricense. Un día llegó a Ostional y decidió quedarse, es un pueblecito encantador, tan sólo unas pocas casas pegadas a la costa, un sitio perfecto para relajarse unos días con playas preciosas y buen snorkel.

Arribada de tortugas Lora

Pero Ostinal es algo más, es un sitio especial, cada mes cientos de tortugas llegan al lugar dónde nacieron para poner sus huevos, es algo único, un espectáculo que me dejó boquiabierto. Gilbert nos explicó todos los pormenores de las tortugas lora, ya en la cena, junto a María, nos iban contando la historia de la comunidad que habían montado y que permitía hacer de aquel un lugar sostenible. Mucho tuvieron que luchar para preservarlo; como cabeza de la Gilberth y Maríacomunidad y organizador de un sistema que mantuviera al pueblo en equilibrio, acogiera al turismo de forma regulada y preservara las tortugas fue señalado por el gobierno del país, cuyos objetivos eran otros para un lugar con un potencial para el turismo en masa tan grande. Pasaron tiempos difíciles, fueron amenazados, les quemaron la casa e incluso llegaron a disparles; pero se mantuvieron firmes en sus convicciones, organizaron manifestaciones para denunciar los planes de explotación del gobierno y consiguieron resistir, a la vez que su proyecto sostenible se hizo eco internacional y fue galardonado en La Haya como una de las siete maravillas naturales.

Gilbert es un tipo alegre, vive en un lugar maravilloso dónde cuenta con el cariño y respeto de la gente, es un amante de la naturaleza y de las tortugas, el tiempo que pasamos con él disfrutamos de largas conversaciones en su pequeño hostel a orillas del mar, un gran tipo, buen ejemplo del caracter encantador de este pueblo. Gilbert encontró su paraíso, nos ha contagiado con su ilusión y su alegría, ahora seguimos nuestra ruta hacia el sur de la península de Nicoya, el encuentro con Gilbert me ha avivado la llama de búsqueda de mi paraíso, es ahora, más que nunca, dónde creo estar en el buen camino.

Napo y sus amigos

Print Friendly, PDF & Email

¡Deja un comentario!

¡Escribe tu comentario!
Escribe tu nombre