Vamos a morir!!!
4.9 (98.67%) 15 votes

Los gritos de Julia resonaban por todo el valle, vamos a morir!!, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo, podía ver el pánico en su rostro, sus pequeños ojos verdes pedían ayuda, era difícil comprender cómo habíamos podido llegar a aquella situación cuando momentos antes reinaba la calma.

Esa mañana había madrugado, tras un baño en la piscina me encontraba leyendo la prensa del día en el ordenador cuando una vocecilla me sobresaltó, chicos, estáis despiertos? la cara de Julia asomaba por la ventana de la terraza. Julia es una joven catalana, vino a hacer un voluntariado a Nicaragua por un mes y ya lleva cuatro meses en Centroamérica. Trabaja en la barra del Selina preparando cócteles, es una chica alegre y dicharachera, dentro de un mes tiene su vuelo de vuelta y no hay día que no lo recuerde, se lo está pasando en grande y contagia su alegría al resto.

Vamos a morir_Playa Bluff

En pocos minutos montamos un plan y nos preparamos para salir, nuestro destino es playa Bluff, ninguno de los tres hemos estado y nos han dicho que es de las mejores playas de la zona. Preparo mi nueva GoPro (gracias amigos!) para hacer un video en la bici por el camino, como todavía no tengo el palo de la GoPro le pido el suyo a Julio. El camino es precioso, una pequeña carretera que bordea el mar nos lleva a un pueblecito dónde nos paramos para hacer unas fotos. Un señor americano sale de un edificio de color amarillo y nos mira divertido mientras hacemos fotos tontas, nos invita a pasar al edificio que resulta ser una fábrica de cerveza artesanal, huele a lúpulo y hace mucho calor pero nos esforzamos en atender a sus explicaciones sobre la elaboración de su cerveza, le prometemos que volveremos cuando la tengan a punto y volvemos al camino.

Pronto abandonamos el asfalto y nos toca pedalear por un camino de tierra que entrelaza tramos de selva con partes pegados al mar, el paisaje es idílico, el sol brilla, el aire nos refresca y una sensación de felicidad nos invade. Tras algo más de una hora llegamos a Playa Bluff, es una playa genial y estamos prácticamente solos, kilómetros de arena bordean la selva, el mar trae olas grandes, tiramos las cosas sobre la arena y corremos a revolcarnos con las olas. Salgo del mar para coger la GoPro y hacer un video que inmortalize el momento, por el camino ya he perdido el palo, pronto empezamos, se debió de caer de la canastilla de la bici, por lo menos la GoPro sigue conmigo!

Vamos a morir_Napo on the road

Son más de las tres de la tarde y aun no hemos comido, aprovechamos para darnos un último baño antes de comenzar el regreso. Las pedaladas cuestan más ahora, es un camino pedregoso y viene una cuesta empinada, pienso en bajarme de la bici pero me esfuerzo por seguir pedaleando, he visto muchos Tours como para abandonar al primer escollo, me levanto de la bici y pedaleo con fuerza como si el mallot de la montaña estuviese en juego. Antes de llegar a la cima de la cuesta se sale la cadena, mal momento, el sol abrasa y queda más de una hora de camino. Le doy la vuelta a la bici con destreza, una maniobra repetida mil veces en mi niñez junto a mi abuelo, mis compañeros de excursión observan perplejos y confiados en mis habilidades. Tras veinte minutos en faena estoy lleno de grasa, chorreando de sudor y la cadena está más salida que antes. Julio da un paso al frente y se pone manos a la obra. Otros diez minutos más y seguimos en la mismas, queda poco para desidratarnos por completo, Julia observa divertida nuestra desesperación y decide intentar meter la cadena mientras nosotros discutimos cómo llegar hasta el pueblo. Antes de que lleguemos a una decisión la bici ya está arreglada, nos fundimos en un abrazo con nuestra heroína y bajamos corriendo entre la selva hacia el mar para darnos un baño que nos quite el calor y nos ayude a quitar la grasa.

Regresamos del baño contentos hacia la carretera, tenemos que escalar un repecho porque no existe camino y estamos rodeados de vegetación. Julio va el primero, consigue llegar a la carretera pero algo ha ido mal. Comienza a gritar y se mueve agitado, se quita la camiseta de golpe mientras sus gafas de sol caen rotas al suelo. Correr, correr, está lleno de bichos!! Me están comiendo!! Julia se gira y me mira incrédula, antes de que pueda reaccionar recibe un picotazo que la hace gritar de dolor, intenta avanzar pero se escurre con la tierra, a trompicones consigue llegar a la carretera, es en ese momento en el que se percata de su dramática situación y comienza a gritar de pánico. Me enfrento al repecho del horror cagado de miedo, mis amigos han salido escaldados y ahora me toca a mi. Trepo lo más rápido que puedo y me tapo la cara para espantar a cientos de insectos que me atacan. Consigo llegar a la carretera pero el escenario no mejora, Julia está en pánico, tiene muchos bichos enredados en el pelo y se los intenta quitar con la mano, me acerco para ayudarla, baja la cabeza y me quedo petrificado de la cantidad de bichos que tiene enredados en el pelo, intento tranquilizarla pero es consciente de la situación y está muy asustada. Julio ha conseguido librarse de parte de los bichos y corre hacia nosotros, desde lo alto del valle unos aldeanos han escuchado los gritos y se han acercado a ver qué sucede, cuando nos ven empiezan a gritar, correr hacia el mar, al mar!!Julio coge a Julia y salen corriendo, mientras, yo recojo las bolsas y corro tras ellos, escucho a Julia gritar se nos van a meter en el celebro, esto se nos está yendo de las manos. Nos tiramos al agua y empezamos a despiojarnos, las olas pegan fuerte y una se lleva a Julio revolcando hasta la orilla, nos acercamos a ayudar a Julia, la escena desde la orilla debe ser cómica, parecemos unos primates cogiéndonos los piojos los unos a los otros.

Vamos a morir_Trío calavera

En el camino de vuelta paramos en un bar de playa, los bichos están ahogados, al parecer son unas moscas que se agarran al pelo pero no pican, algunos quedan en el pelo pero ya estamos tranquilos. Pedimos un zumo natural para celebrar que seguimos vivos, mientras recordamos la aventura unos chicos se acercan a nuestra mesa, habéis perdido este palo de la GoPro en el camino? La vida es maravillosa. 🙂

Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

    • Javi!!! Tío grande! Esta sección la escribe Napo, es como su rinconcito que le he puesto dentro de tusguiasdeviaje para que nos vaya contando sus aventuras durante este gran viaje que acaba de empezar.

      Pero ya te aviso que no te preocupes, que dentro de poco haré la “guía oficial de Panamá”…jaja, y cuenta con que ahí seguro que sí vas a estar presente… 🙂

      Un abrazo amigo!

¡Deja un comentario!

¡Escribe tu comentario!
Escribe tu nombre